Entradas con la etiqueta ‘duende’

Las mascotas, protagonistas de esta Navidad

Lunes, 15 de noviembre de 2010

Este año no tenía intención de hacer tarjetas para Navidad como en años anteriores, pero siempre por el mes de noviembre comienza a despertar en mí el espíritu navideño y esta vez no ha sido menos. Así que me he puesto manos a la obra, tarde como siempre, y he comenzado a pintar lo que me gustaría que fuera una serie de 3 ilustraciones. Quería hacer algo diferente y, después de darle muchas vueltas, se me ocurrió que sería bonito y un reto interesante dibujar animales como protagonistas de mis nuevos dibujos navideños. No sé si seré capaz de terminarlos a tiempo, pero lo voy a intentar.

Este año he tenido la suerte de conocer a mucha gente estupenda gracias a este blog y al Facebook (quién me lo iba a decir!) y he podido comprobar que la mayoría de estas personas, muchas de ellas buenas brujas, comparten sus vidas con maravillosas mascotas como gatos o conejitos enanos (¡yo tengo una! ;-) ).

Los animales también tienen a su lado a pequeños duendes protectores y este ha sido el motivo de inspiración para mis nuevas ilustraciones.

He comenzado con “Christmas Dream”: un gatito dormido junto a su pequeña duende protectora sobre un lecho de muérdago fresco. Espero que os guste!

El duende del ascensor

Lunes, 18 de octubre de 2010

Hace un tiempo, mi hijo me contaba que hay unos duendes que viven encima del ascensor, que cortan los cables y se los comen como si fuesen espaguetis. He indagado un poco más, y al preguntarle por su aspecto me ha dicho que son de color metalizado, que tienen grandes ojos y que de su espalda, en vez de alas, les salen una especie de pequeños filamentos (parecidos a cables muy finos).

En realidad no se alimentan solo de los cables sino de todo aquello que sea de metal, como alfileres, clavos, cadenas y les gusta guardar cosas que acumulan como un gran tesoro: relojes, candados, llaves. Así que si alguna vez perdéis las llaves del coche o se os extravía un reloj o un anillo, sin duda os lo ha cogido uno de estos traviesos pero tímidos duendecillos. En ocasiones, y si les caes bien, devuelven el objeto perdido dejándolo en lugares en los que jurarías haber mirado antes.

He querido plasmar a uno de ellos y este ha sido el resultado. Aún no tiene nombre, pero he decidido integrarlo dentro del grupo de “los duendes del metal”. Cuento con el beneplácito de mi hijo, por lo que me doy por satisfecha.

Es maravilloso lo que podemos ver a través de los ojos de un niño. Ojalá le dure mucho tiempo esa inocencia y yo pueda seguir aprovechándome de lo que su imaginación y su ilusión le permiten percibir. Por cierto, ahora que me percato del detalle, los ojillos de este duende me recuerdan a los de mi hijo ;-)

“Cuentos de Hadas”. Proceso 2.

Miércoles, 31 de marzo de 2010

Por motivos de trabajo he tenido que dejar un poco aparcada mi nueva ilustración por unos días, pero hoy he podido dedicarme a ella, así que aquí os dejo otro pequeño avance. Me he centrado, sobretodo, en los libros y en parte de la hiedra y me ha llevado bastante tiempo. Pero creo que el resultado está mereciendo la pena. ¿Qué os parece?

“La buena gente” 3

Martes, 19 de enero de 2010

No he avanzado demasiado ya que estoy trabajando en dos ilustraciones a la vez, pero os dejo otro pequeño fragmento. Aunque aún no está acabado, este es otro de esos seres maravillosos que pululan por mi cabeza.

Y aprovecho esta entrada para darle las gracias a Tanakil de Laberinto de ideas, por  la mención que hace en su blog de mi ilustración “¿Qué estás mirando?”. Pinchar aquí para ver el post.

Estar entre tus “maravillosos descubrimientos” me halaga muchísimo.

Gracias de nuevo, Tanakil!

Las acuarelas de Marcos

Viernes, 29 de mayo de 2009

Hace un año le pedí a mi hijo que hiciera 4 dibujos y los pintara con acuarelas. Y eso hizo. Yo convertí estas maravillosas pinturas en marcadores. Las imprimí y plastifiqué ¡quedaron geniales!. Él quedó encantado y regaló unos cuantos a la familia. Se sentía muy orgulloso de sus dibujos y de que la gente los usara para marcar las páginas de sus libros. Me pareció una forma extraordinaria de valorar sus manualidades y de que se sintiera especial. 

marcadores

A cada obra le puso un título, ¡faltaría más!. Los nombraré de izquierda a derecha: “Aladdin”, ”Duende regando”, ” Casita en el campo” y ”El plantador” (según el artista: el que planta flores. Hala, ahí queda eso!).