Entradas con la etiqueta ‘Bocetos’

Dibujos olvidados

Lunes, 13 de junio de 2011

Hasta hace 8 años trabajaba a jornada completa como diseñadora gráfica. Había días en el que el trabajo aflojaba y era entonces cuando aprovechaba para garabatear en mi ordenador a las que serían mis primeras hadas. Algunos de aquellos primeros dibujos los guardé y quedaron en el olvido, pero hace poco me acordé de ellos y decidí buscarlos. Por suerte aún guardamos el viejo lector de ópticos y pude rescatarlos.

Por aquel entonces mis ganas de dibujar se veían mermadas después de 8 horas de trabajo delante de un ordenador, por lo que al llegar a casa el hecho de coger papel y lápiz era lo que menos me apetecía. Éstos pequeños dibujos representan mis anhelos más profundos; las hadas querían salir volando de mis manos pero no me apetecía y no me atrevía a soltarlas del todo. Pero tuve la suerte de que la vida pusiera en mi camino las situaciones y personas necesarias para dar rienda suelta a mi sueño y poder darle la vuelta a la tortilla. Ahora dibujo la mayor parte del tiempo y diseño a ratos y me siento muy afortunada por ello.

Por cierto, está claro que la constancia es lo que hace posible que avancemos y mejoremos, no hay duda. Han pasado 13 años desde que hice estos dibujos y me he sentido muy orgullosa de ver lo que he mejorado desde entonces, aunque también es cierto que aún me queda mucho camino por recorrer y mucho más que aprender. ¡Espero seguir haciéndolo en adelante! ;)

De regreso

Jueves, 9 de septiembre de 2010

Ya he vuelto a la civilización, con algo de pena, pero con las pilas cargadas para comenzar a crear y a pintar… aunque voy a tener que utilizar bastante de esa energía para dar un buen repaso a mi casa ;-)

Entre el equipaje traigo una cámara llena de fotos inspiradoras, un cuaderno con algunos bocetos y una buena dosis de energía. ¡Que más se puede pedir!

¡Manos a la obra!

Diario de campo: vigésimo tercer día

Domingo, 22 de agosto de 2010

Veintitres días lejos del bullicio de la ciudad y las pilas ya están medio cargadas.

Este domingo lo he comenzado con un estupendo desayuno. ¡Como me gusta el olor a café recién hecho y a tortitas de vainilla! Todo un placer.

Con la barriga llena y el corazón contento, me he puesto a hacer bocetos bajo el almendro y he decidido garabatear a unos seres que he descubierto fisgoneando en mi habitación. Pero ya os hablaré de ellos en otra ocasión.

Pienso terminar el día tomando un tazón de una riquísima “vichyssoise” que acabo de preparar y después… a dormir (si los seres de mi habitación me lo permiten. De momento me han manchado el boceto y estoy pensando que es probable que no les haga gracia que los retrate) ;-)

Si, este ha sido un buen domingo!